• Baño
  • Valoración de las opiniones
  • Gastos incluidos
  • Instalaciones y seguridad
5propiedades
Recomendaciones
  • Te garantizamos el alojamiento perfecto

    Elige el mejor alojamiento de estudiantes para disfrutar de una estancia segura y acogedora.

  • Mejor precio garantizado

    Encuentra un precio más bajo y lo igualamos

  • Servicio 24h de nuestro equipo de expertos

    Nuestro equipo de expertos multilingüe te asesorará las 24h

Wellington

Salta de cabeza en esta moderna capital frente al mar y disfruta de una animada escena cultural, además de todas las ventajas de la vida en una gran ciudad

Situada entre un puerto natural y arboladas laderas, la capital de Nueva Zelanda ofrece una vibrante experiencia del centro de la ciudad con un magnífico telón de fondo. Hay una mezcla urbana muy rica, desde edificios políticos nacionales, museos y universidades de primera categoría hasta un gran número de modernas cafeterías, cervecerías artesanales y boutiques. Nunca te quedarás sin un sitio donde comer, pues tiene más restaurantes per capita que Nueva York.

Explora esta ciudad compacta a pie. Comienza por el distrito de negocios Lambton Quay y toma el icónico teleférico rojo de Wellington. Obtendrás unas increíbles vistas panorámicas de tu nuevo hogar, seguido de un paseo de vuelta a casa a través de los arbustos nativos del Botanic Garden. Después, ve hacia el norte y sumérgete en la bohemia Cuba Street, hogar de artistas hipsters, tiendas llenas de colores y músicos callejeros. Toma un energético desayuno en Floriditas y termina tu día en Havana o en Laundry, dos de los lugares más peculiares de la zona por donde salir de fiesta.

For more shopping and entertainment head to Courtenay Place, stopping at up-and-coming Hannah’s Factory Laneway for a salted caramel cookie on the way. The beach, where you might spot dolphins and whales bobbing their heads through the surf, is also never far. Take a break from your studies on Oriental Bay’s golden shores, browse the Harbourside Market or kick back with ice cream from Kaffee Eis. For a more substantial break, catch the Interislander Ferry to the South Island or head to Wellington Airport and explore even farther.